DISCURSO SOBRE LA DIGNIDAD DEL HOMBRE

Giovanni Pico  conde de la Mirándola y de Concordia

(1463-1494)

 

Fue un humanista y filósofo italiano. Por sus tesis sobre la superioridad y el protagonismo del hombre en el universo, la libertad de conciencia y la voluntad humana, es considerado una de las figuras centrales del Renacimiento y del Humanismo.

La explicación del pensamiento cristiano-medieval, según la cual todo el hombre posee una intrínseca dignidad por el hecho de haber sido creado a imagen y semejanza de Dios. Fue la concepción que defendió Tomas de Aquino en la “Suma Teológica”. La respuesta de Pico fue sorprendente en su momento, por la perspectiva que le dio. De él se puede decir que fue uno de los artífices del giro antropológico que se produjo en el Renacimiento. Según Pico, el hombre es un ser admirable y único por una característica sobre las demás SU LIBERTAD. La dignidad del hombre no la entiende ya en un sentido ontológico (el defendido por Tomas de Aquino), sino el sentido dinámico y existencial para el cual la dignidad descansa en la noción de libertad; en efecto el hombre es la más digna criatura PORQUE ES LIBRE. Dicho de otro modo, el hombre es el único ser existente en la naturaleza que es indefinido, incompleto, abierto a múltiples posibilidades, PERO NO DETERMINADO DE ANTEMANO, precisamente porque puede ser cualquier cosa, ya que no es en sí mismo nada definido, puede ESCOGER SU MODO DE VIDA, y esta capacidad de elegir consiste en LA LIBERTAD. Pico dice del hombre que es una creación sin una imagen precisa; MAS BIEN, LA IMAGEN DE DIOS EN EL ES UNA CUESTION DE FINALIDAD, PERO NO DE ORIGEN.

Así pues, la dignidad del hombre no hay que buscarla, en lo que es (esencia) sino en la capacidad de hacerse, en la posibilidad que tiene el ser humano de llegar a ser lo que quiera. Esta posición central del hombre marca el principio, sin duda de la modernidad. Todo el espacio del mundo se convierte en tarea; el hombre entra en el papel de formador del mundo.

Esto constituyó, una ruptura con la tradición cristiana de la época. Ciertamente, esta tenía por dogma que el hombre había sido creado libre por Dios, pero que había perdido en cierta manera su libertad con el primer pecado, por desobedecer a Dios. En esto Pico no admitió moderación: defendió con insistencia que la principal cualidad esencial del hombre es justamente y siempre QUE ES LIBRE para ser lo que quiera Y QUE REFLEJA A LA DIVINIDAD EN TODAS SUS OBRAS LIBRES.

En este texto se nos plantea el tema de la libertad humana, y se nos propone la tesis de que el hombre es capaz de forjarse a sí mismo. Pico presenta una revolucionaria visión del hombre, a quien concibe como un gran milagro. Para Pico lo que hace que el hombre sea ese ser milagroso y único es el hecho de ser radicalmente libre y, en consecuencia “modelador y escultor de sí mismo” eligiendo para si la forma que prefiera. La creación del hombre por Dios no está vista como una condena o una tragedia, sino como una gozosa realidad que abre ante el hombre infinitas posibilidades para ser lo que él quiera. Este enfoque de la libertad determinará, entre otras cosas, una nueva relación del hombre con Dios. Para Pico el hombre es un ser único y exclusivo constituyendo un mundo por sí mismo al margen y fuera de la jerarquía de los otros tres mundos que son el angélico, el celeste y el terrestre.

Pico sostiene que Dios crea al hombre para que este admire su obra, se pregunta el autor si las acciones de hombre son libres o están determinadas por Dios y llega a la conclusión de que el hombre es libre. Pico no concibe que la creación del hombre por Dios sea una condena o una tragedia, sino una gozosa realidad que le permite infinitas posibilidades para ser lo que quiera, y debe decidir por sí mismo su propio ser. Este es el gran reto del hombre; SU LIBERTAD, para ser lo que se proponga, como modelador y escultor de sí mismo, forjarse la forma que prefiera. ESE ES SU GRAN RETO, EJERCER LA LIBERTAD PARA UTILIZAR SU POTENCIAL.

El papa Inocencio VIII le declaro hereje, aunque fue absuelto posteriormente por el papa Alejandro VI. Pico dedico su corta vida (murió a los 31 años) a restablecer su honor perdido.

Tomás Moro, fue beatificado en 1886 y canonizado en 1935, tras realizar una traducción (publicada en 1510) de una biografía de Giovanni Pico de la Mirándola, sobre la libertad del hombre.

*LA VERSION COMPLETA DE LA DIGNIDAD DEL HOMBRE SE ENCUENTRA EN LA DIRECCION SIIGUIENTE:

http://editorialpi.net/ensayos/discursosobreladignidaddelhombre.pdf