EDUCACION DE LA JUVENTUD SEGÚN PLATÓN:

DOS EXCESOS DEBEN EVITARSE EN LA EDUCACION DE LA JUVENTUD:

Demasiada severidad y

Demasiada dulzura.

Platón